viernes, 15 de agosto de 2014

Todo aquello que no pudo ser.

Hay veces que las cosas no salen de la forma mas correcta posible, otras que se dejan pasar y con el paso del tiempo todo vuelve y no por arrepentimiento,a veces vuelven en forma de sueño, de esas cosas que tu cabeza guarda y no puedes saber con exactitud porqué. Yo si se que hay muchas cosas que no he hecho del todo bien, pero no me arrepiento, de nada, porque me han llevado a donde estoy ahora. Y este momento es justo el que debe ser.

Cuando los recuerdos vuelven a mi mente vuelven en forma de violenta, de culpa, de dolor, de sinceridad. De cosas que no recordaba y aún siguen ahí pero para poder continuar hace falta un suelo firme, mi suelo firme. Y yo ahora camino por un terreno fangoso que se que en cualquier momento puedo hundirme hasta el fondo, o caminar sobre el a pesar de las adversidades, seguir evitando el enfrentamiento... O intentar superar todo eso y hacerme fuerte. No voy a retroceder. Lo hecho hecho está pero a veces hay que dedicarle unos minutos... unos momentos: pensar.

Pensar que han pasado personas maravillosas por mi vida y quizás no supe darles lo que necesitaron, o no fui capaz de entender del todo lo que me pedían. Personas que me han exigido tanto que he llegado hasta el punto en el que estoy... abatida y sin fuerza, pero subiendo, poco a poco y sin prisa. No necesito ir rápido, no pido que mi vida sea perfecta. Es mas, se que no lo es, ni lo será nunca pero hay errores del pasado que a veces vuelven y no me fío ni de mi misma para no volverlos a cometer.
Hice daño, mentí, fingí, exageré, fui egoísta, malévola, manipuladora, y mil millones de cosas que pude ser. Pero no las hice ni mucho menos con mala intención. Se que siempre intenté ser lo mas justa posible, intentar no hacer daño a nadie y ser toda la ayuda que necesitaban otros sin darme cuenta que el ser yo misma era suficiente. No tenía que cambiar. No hacía falta... pero lo hice, hice llorar a quienes mas quería y quizás por pura impotencia ellos también a mi.

Dediqué cada día y cada segundo, sin preocuparme siquiera por lo que yo quería en los demás. Y en ese camino me perdí.
Forcé a personas a ser lo que no eran y en ese camino les perdí.
Mentí para evitar dolor y con eso creé cicatrices que no se si podrán sanar algún día, tanto en los demás como en mi.
Hice creer a los demás que era fuerte, que nada podía dañarme y ahora soy solo pequeños rasguños, grandes heridas y dolor. Pero que quieren avanzar.

Puede sonar egoísta pero estoy intentando creer en mi. No hice todo lo que debería hacer. Se que no, y le pido disculpas a todo aquel que le hice daño, porque esa nunca fue mi intención, lo se.. o lo intenté.
Puede sonar avaricioso pero quiero terminar de cerrar todas estas cicatrices que sangran, tantas que me hice sola, tantas que me hicieron los demás.. quizás no conscientemente, pero están ahí y eso también es culpa mía, porque les di demasiada responsabilidad, algo que ni merecían aguantar ni yo podía mantener.
Puede que sea culpa mía, puede que de los demás... yo creo que no hay culpa. Las cosas pasan, y a veces la vida es demasiado visceral, frenética e inmensa para poder controlar todo lo que pasa, y cuando lo intentas pasan estas cosas. Lo siento. Siento no haber estado para aquel que me necesitó y yo no estuve, siento haber mentido, engañado,fallado, faltado. Lo siento. Pero ese momento pasó y creo que todos debemos seguir adelante, que hay cosas que no pueden ser, que las personas a veces no estamos hechas para compartir lo que intentamos compartir. Y yo voy regalando trocitos de mi corazón al mundo, y a veces pido que los demás hagan lo mismo y se que no es así.
Siento también la soledad, de aquellos por los que tanto hice y... parece que solo soy ya un recuerdo, para los que no les importo. No les culpo, puedo ser mil cosas, y no le pido a nadie que me aguante, solo le pido a quien esté a mi lado que QUIERA caminar conmigo. Y cuando no quiera... es libre.

Se que puedo obrar maravillas, se que he conseguido muchos cambios en personas que nunca pensaron llegar hasta ese punto... pero también se que fallo, y me escudo en esto... y ahora cae todo sobre mi.

Lo siento si alguna vez te fallé, si te has interesado por seguir leyendo esto quizás no esté todo perdido. No intento arreglar el pasado, ese ya no puede cambiar. Pero sé que hay un futuro que espero poder mejorar y esta vez siendo yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada